Archivo para skate

La teoria del flip out.

Posted in Uncategorized with tags , , , , , , on febrero 25, 2009 by jesucristosuperskater

img_0002

Hoy lo que se me antoja es hablar de la última revista Transworld que cayó en mis manos. Todo bien, incluso pudiendo decirse que muy bien, pero todo no me cabe en el espacio de tiempo que voy a dedicarle al blog y como elementos destacables de la ojeada que amenizó mi cigarillo, destaco dos cosas. Un desconocido (al menos para mi) Codey Davis se hace un deseable mix de dos trucos que me gustan y medio salen. Desde mi teórico y acomodado punto de vista de fumador sentado en una silla, la maniobra me pareció altamente realizable y sobre todo desmesuradamente engorilante. Voy a por él…pero esta misma tarde…jajajajajaj… La version facil ya la tengo dominada (lipes a bigspin) así que la chirivuelta sera la mission de la tarde. Dejo aquí una foto de la doble página en la que sale el chaval haciendose el truco que aún solo deseo y el vídeo que hizo Welcome Skateshop del skatepark que pusieron en la expo Beautiful Losers de Madrid, en el que sale uno de esos lipes bigspin de los que hablo.Si Codey puede sacarlo de flip, es que se puede…

img_00071

Por otro lado, me encantó esta publicidad de Nixon. Di que no mola….

img_00081

Y vuelta al trabajo………………………………………………..Buen día.Paz

img_00011

Anuncios

No money no resaca.

Posted in Relatos, skateboard with tags , , , , , on noviembre 23, 2008 by jesucristosuperskater

}

wallride-blog

Llamémosle a esto “nueva perspectiva de vida” o decantémonos por un llano y popular “no hay mal que por bien no venga”. El caso es que tanto este sábado como este domingo, he amanecido sin ese dulce pesar llamado resaca y consecuentemente a una hora a la que llamar prudencial sería un menosprecio. Dos días que se han convertido en dos sesiones a su vez subdivididas en cuatro y de una manera peligrosamente prepotente y auto-promocional, definibles como altamente productivas. De estas sesiones y subsesiones, no quedó registrado ningún tipo de material grafico, siendo por tanto esta productividad un efímero sentimiento personal que de poco servirá más allá de la euforia que ahora vivo y que me dispongo a compartir con mis intencionados o casuales lectores. El día (en este caso los días) ha empezado con terrenales placeres ajenos al deslizamiento, que se han hecho que el punto de partida ya sea una victoria en si misma. Compañía, café caliente, tostadas y cigarros que emigran a mejores labios que los propios, haciendo las veces de plataforma de lanzamiento o recreando en lo mundano la sensación esa que se experimenta cuando se prepara el segundo truco tras haber caído el primero. Abandonemos esta primera fase resumiéndola en otra fase que entrecomillar. Pongamos que todo lo previo a cualquier rodada queda definido, explicado y simplificado en un “jugar con ventaja”.

Ya a cielo abierto, la sustancial diferencia tonal que gobernó las alturas, poco diferenció lo que sucedió al nivel del mar. Un cuerpo enérgico y poco castigado se llevó por delante a esa mole de acero que es la insolvencia súbita. Pudo hacer añicos cualquier plan nocturno pero se convirtió en algodón de azúcar ante la supremacía sentimental de cacharro de cuatro ruedas. No hicieron falta expediciones a spots remotos ni acabar con las fuerzas a menos trescientos para alcanzar este nirvana con el que me regocijo en estas líneas. Hablo de dosis pequeñas, aderezadas cada una de ellas de apropiadas compañías, constancia y de ese tesoro de valor incalculable que es la progresión. Progresión en lo que me mantiene despierto en este mundo de abundante narcolepsia.

Una vez más alcanzé la felicidad naif que siempre nos está esperando al final de esa ronda, a la salida de ese bordillo o esos centímetros más abajo del desnivel que pretendemos salvar con una determinada acrobacia.

wallride-p-pio1

Backside wallride en una ola de hormigón. Foto: José Santana.

lluvia y skate

Posted in skateboard with tags , , , on noviembre 3, 2008 by jesucristosuperskater

Los días lluviosos han sido enemigos del skateboarding desde el principio de los tiempos. Solo las lesiones superan el poder de las gotas de agua cayendo sobre el asfalto, pero el tema de las articulaciones heridas es mejor ni tratarlo.
Tras unos días de lluvia constante y de predicciones catastrofistas, el buen hombre al que llamamos meteorólogo ha vuelto a errar en sus avances. Que buena gente controla las lecturas del Meteosat, que irradiando simpatía siempre nos gastan la misma broma. Hoy es Jueves y aunque no disfruté de él, el sol brilló y la luna brinda el mismo suelo seco a los que confiando ciegamente en las previsiones, cayeron en la simpática broma meteorológica y ahora ríen felices sabiendo que solo fue una jocosa burla. No me enrollo más son las 6 y cuarto d la tarde y creo que los rodamientos de mi patín aún no se han oxidado.

Como iba diciendo, si la lluvia quiere joder, jode…. Este fin de semana incluso ha tratado de joder la saga Titanes de domingo que Sergio Arroyo hace para Dogwaymedia.com. Por suerte Sergio tiene salidas para todo y ha sabido buscarse la manera de darnos nuestra dosis de cada lunes.

Foto analógica de skate.

Posted in skateboard with tags , , , , , , , on octubre 24, 2008 by jesucristosuperskater

Vuelvo a hablar de lo que no se. Reunido conmigo mismo en el infame excusado, me arrojé al buen hábito de la lectura. ¿Que leo? Un reportaje sobre la evolución del equipo de un fotógrafo a través de las cámaras que han hecho evolucionar la foto de skate a lo largo de la historia. Nombres de marcas que me suenan y números que diferencian un modelo de otro y no alcanzo a entender, sirven como título a cada uno de los pequeños textos que explican que porción de historia retrataban cada una de las máquinas. Cannon nosequé, Haselblak nosecuantos, motor patatín y formato patatán. Cosas que me suenan del mismo modo que a cualquiera que se juntó con un fotógrafo alguna vez para trabajar juntos, pero que sin embargo siguen siendo un argot desconocido, difuso e indeterminado para mi.

En el mencionado artículo de la Transworld skateboarding que amenizó mis quehaceres, aprendí sobre qué llevó a los fotógrafos a decidirse por una u otra cámara en cada momento y en que momento la foto digital llegó a las portadas de su revista. No despertó en mí una repentina inquietud por la fotografía, si no que lo que hizo fue devolverme a tiempos en que los fotógrafos quedaban en paulatinamente encerrados en un círculo de carretes inservibles. Un tiempo en el que el patinador veía como añadido a la tensión de hacer un truco, el gasto que estaba suponiendo cada uno de los intentos fallidos. El tema de hacer secuencias era un derroche de película. Si una foto rodeaba al fotógrafo de carretes, una secuencia directamente lo enterraba bajo todos esos botecitos.

Solo me hicieron tres fotos antes de la llegada del digital y dos de ellas jamás llegaron a publicarse. Secuencias ninguna. No viví demasiado en mis propias carnes esa tensión añadida de la que hablo y la mayoría de las fotos con camaras analógicas que me han hecho en la era digital, por suerte no pasaron de los dos carretes (no por buen patinador, si no por poco arriesgado en la selección de trucos…ehehehhe…). No me quiero ni imaginar la de plástico que hubiese hecho falta para que las secuencias que me han hecho fuesen posibles sin la magia de los píxeles. Miedo me da pensarlo.

Gap Tail slide flip out. Sec: Alex Braza para el artículo roomies de Dogway.

Skate, postmodernismo y latas de birra.

Posted in Relatos, skateboard with tags , , , , , , , , , , , on octubre 20, 2008 by jesucristosuperskater

Más que cierto es lo de que el skate es sacado de contesto en millones de ocasiones. Se nos usa como reclamo de uno u otro refresco e incluso se venden coches con un tipo pateando un flip con el vehículo. Los skaters somos iconos pop de principios de este siglo y la supuesta rebeldía que llevamos implícita, se convierte en consigna de los que quieren vender, modernidad, callejeo, juventud y frescura. Esto es una realidad con la que es inútil luchar y que jamás dejará de sorprendernos. El camarero de la terraza del macba afirmará cada vez que sea necesario, que a él los del patín no le hacen mucha gracia y que sin ellos en la plaza no habría tanto mirón que prefiere tomar una lata en el bordillo antes que en su terraza. Lo hará con unas Etnies semi-escondidas bajo el dobladillo de sus caídos pantalones carhart sin haber oído hablar de ningún Natas Kaupas ni de ningún Pontus Alv. Será igual que siempre. Será como cuando el ayuntamiento de Barcelona organiza un megaevento que incluye un campeonato de skate y los premios habrán sido recaudados parcialmente de las multas. Será una vez más el mundo al revés, el de la lógica inversa que se lleva lo sensato a una galaxia lejana y nos trae de vuelta unos calcetines patinados en el peor agosto mediterráneo. Este tipo de cosas huele tanto a usado como el hecho de hablar del propio tema, pero aunque no puedo definirme como monotemático, hablar de esto trae menos líos que hablar de mujeres, trabajos u otros sinvivires del repertorio. Dejémoslo en que lo del citado campeonato pasó como en divertido fin de semana rodeado de amigos y lo del marketing descarriado a veces nos trae momentos mágicos como el anuncio del coche y algunos tan divertidos como el de la cabecera de este texto. Un, dooooooooos, tres, aquí estamos con usté otra veeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeez…

David Díez (AKA Figu)

Posted in skateboard with tags , , , , , , , , , , on septiembre 26, 2008 by jesucristosuperskater

Superheroes de barrio. Personas admiradas por sus convecinos y amigos por sus habilidades y don de gentes. En nuestra adorada metasociedad del skate todos tenemos un heroe local al que guardamos en lo más hondo. Ese amigo que no se preocupó nunca demasiado por los sponsors y que sin embargo no paró nunca de sorprenderte con sus trucos. Sin duda el que más se adapta a ese patrón de las personas que he conocido en mi vida, es David Diez. Ahora patina para Oneloveshop y la compañia de tablas True Skateboards y se le puede ver haciendo sus peripecias sus página web, pero habiendo crecido con él, creedme si os digo que lo he visto haciendo trucos galacticos que nunca fueron filmados.

Otro amigo: Alvaro Pérez, siempre andaba persiguiendonos con su camara de vídeo y aguantando nuestra falta de seriedad. Un día se apropiaron de la autonomía que ha producido el computador domestico y llevaron a cabo este psudodocumental en el que se muestra algo de lo que Figu sabe hacer y de lo que sus amigos opinan de él.

Yo no tuve la oportunidad de dar mi opinión para el vídeo, así que ahora que lo he reencontrado en la Internet, aprovecho para compartirlo y decir que este tio además de ser bueno patinando, tiene un un corazón que se le sale del pecho.

Pongo aquí tres lagrimas por si algún día una casualidad le lleva a leer este texto. El no es mucho de blogs y yo no voy a decirle que lo he escrito. Larga vida.

Patina conmigo.

Posted in Relatos, skateboard with tags , , , , , , , , , , on septiembre 26, 2008 by jesucristosuperskater

Este no es un post trascendental. Bueno, en realidad ninguno lo es, pero este se diferencia del resto, en que es intrascendental de manera premeditada.

Solo va de un día en la vida. Uno en el que tras varios desencuentros con el skate y altas dosis de desmoralización, la maquina de nuevo funciona. Ayer (hasta que llegó la policía) la cosa iba. Por fin iba. Sin ser el mejor de mis días sobre un patín y sin ser tampoco uno de esos días en los que los astros se alinean para que te salga todo, ayer sentí de nuevo ese placentero sentimiento de estar gozando de la sesión. Unos flip(jodido truco atravesado), unos nosebumps en ronda, camino de un derrape backside lipes y del wallride que tanto me delicia hacer sobre las letras metálicas del museo. Y vuelta a empezar. Una vez bajado el wallride, la inmensidad de la plaza te espera para que le hagas algún flat trick camino del mini-wallie de la farola que suena como una campaña. Venga Javier, hoy va la cosa. No te compliques demasiado, no trates de aprender nada nuevo, no te atasques. Disfruta de lo que te sale y trata de combinarlo lo mejor que puedas.

Que guapa es. Que regalo haberme cruzado con ella.  ¿Puedes guardarme esto? me quedo un rato aquí. Fumamos un inoportuno cigarro y me comprometo a llamarla más tarde. Ahora prefiero quedarme aquí con las otras, pero no la cambio por ninguna de esas postadolescentes que se sientan a mirar las musarañas en la plaza. Chao. Mi patin deja de ser un asiento y vuelve a rodar. Subiendo la cuestacilla hay que estar atento a los que vienen por el otro lado del bordillo. Viene alguien, me doy dos patas rápidas y me aseguro de no fallar el nosegrind revert. No fallo, hacerlo me dejaría en medio de la línea de otro y además es posible que alguna de aquellas dos que ya no recuerdo aún siga mi pista por entre los adoquines. Voy de fakie, es un contrasentido en el mundo de las metáforas, pero en el del skate me hace sentir a gusto. Me la juego a la ruleta. El índice de probabilidad de caer un swich hell es de 4 entre 10 y el de además hacerlo bien es de 1 entre 10, así que me aplico las matemáticas del truco y lo hago con el hombro levemente atrasado. Sale, regular pero sale. ¿Me giro? No, esto esta yendo bien y más me vale asegurarme un fakie backside nosegrind. Recuerda, no te acojones y acércate bien al bordillo. Pack…Grrrrrrrrrrrrrrrr…pack. Joder a salido. Sigo de fakie y ¿que hago? en días como este e suelen salir los swich ollie 360. Estoy engoriladisimo, pero me empiezan a flaquear las piernas. Reduzco la velocidad y después del ollie 3, el lento avance me da tiempo para encajar un fakie hellflip antes de darme la vuelta. Ahora tengo el patín al revés. ¡que apropiado! Tengo una pegatina en la tabla que no me apetecía romper haciendo boardslides, pero con el patín invertido, puedo hacer board a 270 sin hacer el estropicio. Demasiado lento, el truco sale pero no es así como me gusta hacerlo. Velocidad Javier. Paro un segundo en la puerta del museo y espero mi turno. Busco algo que pueda aplacar el último sentimiento. Lanzo el patín al suelo a toda velocidad y me atrevo con uno de esos frontside lipeslides que aspiran a deslizar eternamente. Las ruedas no chirrian, el bordillo tiene más cera que la oreja del Principe Carlos y si consigo no perder este equilibrio, voy a deslizar hasta el tercer cuadro. Va, va, va, vaaaaaa. De a poco me mato, pero sale. No aspiraba a emular a un contorsionista hindú, pero estoy rodando y no está la cosa para miramientos. Ahora voy de frente, me cruzo con 3, 5 , 17, tíos que prueban un truco de suelo. Indiferentemente de su éxito o fracaso con la maniobra, les esquivo a todos y en ello se me va mi oportunidad de hacer el mío propio antes de llegar al bordillo. Casi se lo agradezco, Lo que voy buscando ahora es el sonido del mármol acariciado por el metal. ¿pívot a swich krooked? ¿pressure tail slide? ¿nollie a….? se me acaba el tiempo. No te lies, Javier, súbete de tailslide al principio y según salgas improvisas. El tailslide sale a to fakie y sin apenas velocidad. Me cabe un swich kroked antes de que se acabe el bordillo. Pico el ollie, encajo el eje e incluso deslizo, pero voy lento y en esta parte el bordillo no resbala apenas. ¡que me paaaaaaaro! Lo fuerzo retrayendo mi punto de equilibrio y casi llego a sacarlo. El descontrol dejó escapar el patín y el pie trasero toca el suelo. Estoy algo fatigado. ¿Descanso? Miro a las chicas y unos pocos trucos más tarde, parecen haberse renovado por completo. ¿Será que tengo memoria de pez? Quizá es que estoy a otra cosa y no pongo la atención necesaria a los rostros. NOOOOOOOOOOO. Han venido a decidir por mi. Aún no estaba seguro de dejar o no de patinar por hoy. No es justo, los hombres del uniforme con su carro blindado han venido de nuevo a sembrar su terror. El furgón para en el centro de la plaza y los agentes ya están asaltando a alguien. Un patinador les grita ¡váyanse a trabajar! Y cuando quise darme cuenta ya estaba de nuevo sentado en la terraza de un bar convertido en una irrelevante pieza del sistema.

Hay que joderse.